FBBVA-biocon-2011-FUNDACION-OSO

Fundación Oso Pardo

Premio Fundación BBVA a la Conservación de la Biodiversidad

Actuaciones en Conservación de la Biodiversidad en España

VII edición

La Fundación ha sido galardonada por su contribución a la recuperación del oso pardo cantábrico, especie de alta prioridad de conservación en España.

MÁS SOBRE

CONTRIBUCIÓN

[bbva_lateral_derecho_video tag="Video" titulo="VII Edición Premios a la Conservación de la Biodiversidad" url_youtube="https://youtu.be/Kkn1yJclmUI"] El oso pardo cantábrico está considerado especie prioritaria y, por tanto, requiere una protección estricta según la Directiva Hábitats de la Unión Europea. A principios de los noventa estaba en una situación crítica, acosado por los cazadores furtivos y con tasas muy bajas de reproducción. En 1992 sólo se reprodujeron cinco osas en toda la Cordillera Cantábrica. En ese contexto nació la Fundación Oso Pardo y su proyecto Patrullas Oso, una iniciativa muy innovadora en España implantada en las cuatro Comunidades Autónomas con presencia de osos: Galicia, Castilla y León, Asturias y Cantabria. Las Patrullas Oso, operativas hasta 2011, han sido claves para la recuperación del oso y son el proyecto que ha hecho a la Fundación Oso Pardo merecedora del Premio Fundación BBVA a la Conservación de la Biodiversidad en España. Integradas por habitantes de la región, formados y equipados específicamente, las patrullas han logrado que el oso deje de ser visto como una fuente de conflictos. Han protegido su hábitat, combatido el furtivismo y fomentado el desarrollo rural, apoyándose en una imagen positiva de este animal. Entre sus éxitos está, por ejemplo, la firma de una decena de convenios con las Sociedades de Cazadores presentes en el suroccidente asturiano y que representan a más de 4.000 cazadores. Además, las Patrullas Oso han colaborado en numerosas investigaciones sobre la especie y su conservación. En las últimas dos décadas las Patrullas han distribuido entre la población local unos 1.500 pastores eléctricos para proteger cultivos y colmenares, y han atendido a casi 55.000 escolares y estudiantes universitarios. La Fundación Oso Pardo también muestra con orgullo sus cifras contra el furtivismo: 151 cazadores furtivos localizados y denunciados, y 1.519 trampas –lazos de acero- calizadas y retiradas por las Patrullas Oso. Son tareas realizadas muy a menudo en colaboración con instituciones y Administraciones. Las Patrullas Oso, por ejemplo, participan muy activamente en el censo anual de osas con crías, indispensable para conocer la evolución demográfica de la población osera, cooperan con el Seprona en la lucha contra el furtivismo y también contra los incendios, ayudando en tareas de avituallamiento y guía; participan en un buen número de actividades de ayuntamientos de las zonas oseras. También hay, desde 1994, convenio marco de colaboración con las cuatro Administraciones autonómicas cantábricas.